El ruido de fondo

Si a finales de Mayo me dicen la situación institucional y deportiva (aunque menos) que a estas alturas iban a tener Madrid y Barça, hubiera tachado de loco a cualquiera. Y con razón.

El Barça había ganado la liga plácidamente. El Madrid acabó desquiciado en una Final de Copa para el olvido y viviendo en un incendio permanente que no había por donde apagarlo. Dos días después se anunciaba la salida de Mourinho, y más tarde habría elecciones en el club. Entre tanto, Higuaín también anuncia públicamente que se quiere ir. Todo apuntaba a un verano de locura y una pretemporada muy convulsa.

Nada más lejos de la realidad, se fue Mourinho, Florentino ganó unas elecciones sin rival y llegó Ancelotti. Desde ese día todo ha sido una balsa de aceite. Todo ha pasado a tener una normalidad sorprendente, por suerte. Se ha fichado bien y se ha vendido igual de bien, sin traumas. Incluso parece socialmente aceptado pagar la indecente cifra que dicen que se pagará por Bale. Aunque ha tenido que llegar Mourinho a cerrar el círculo e intentar desestabilizar también al Madrid. Si Mourinho, que se vanagloria de ser hincha de los clubes que deja y de no hablar mal de ellos cuando se va. Cuando pensábamos que Mourinho devoraría al Madrid, ha acabado siendo al revés, le ha venido grande el Madrid. Eso sí, hay una parte minoritaria en el Bernabéu que está escondida esperando que el Madrid pierda para salir de nuevo a la superficie y erigir a Mou como el Mesías que se fue.

Mañana está el amistoso del morbo, Madrid – Chelsea en Miami. Apuesto a que no pasará nada raro. A Mou lo saludarán algunos y otros no, y tan contentos.

En Can Barça todo empezó con un cruce de declaraciones entre Rossell y Vilanova contra Pep Guardiola. Todo muy alucinante. División de la masa social, rossellistas contra laportistas podría decirse. Y Villa regalado al Atlético. Después ha llegado lo de Tito, que ni me cae ni me caía bien, pero le deseo una pronta recuperación (igual que a todos los enfermos). Ha llegado Martino, al que ahora todos conocían y también se ha vendido a Thiago (al Bayern de Pep) aquí unos tachan al jugador de desagradecido y otros maldicen al club.

Como colofón, me parece algo alucinante, que haya barcelonistas que celebren la derrota de Guardiola en la Supercopa alemana. Con lo feliz que ese hombre los ha hecho durante 4 años, yo le desearía que ganará donde allá por donde quiera que lo lleve el destino. El tema ahora es ¿se venderán a Mourinho en la final de Supercopa de Europa? Curioso dilema. Ironías del destino.

Pero todo esto es ruido de fondo hasta que llegue el fútbol, los resultados pondrán a ambos en el sitio que corresponda. Que ruede el balón ya.

06. agosto 2013 by RuBeN
Categories: Fútbol | Tags: , , , , , | Leave a comment

Leave a Reply

Required fields are marked *